Clos de Lôm se estrena con sobresalientes en la Guía de la SEVI

Los cuatro vinos de Clos de Lôm, puntuados entre 93 y 95 en su estreno en la Guía de la Semana Vitivinícola, una de las más prestigiosas de nuestro país 

Los cuatro vinos de Clos de Lôm, puntuados entre 93 y 95 en su estreno en la Guía de la Semana Vitivinícola, una de las más prestigiosas de nuestro país 

El tinto Clos de Lôm Garnacha 2018 logra 95 puntos y el rosado de Monastrell 94 puntos, lo que los sitúa entre los mejores de España 

La Semana Vitivinícola, la revista decana del sector del vino en nuestro país, acaba de publicar la última edición de su prestigiosa guía y el estreno de Clos de Lôm ha sido por todo lo alto.

Los cuatro vinos han hecho pleno entre los sobresalientes, al superar sobradamente los 90 puntos de los grandes vinos y situarse entre los 93 y 95. Y eso que se han tenido que batir entre más de 1.700 vinos de todas las regiones de España, que son los que han pasado por la guía.

El mejor valorado por Antonio Casado, el crítico que firma cada cata, es el Clos de Lôm Garnacha 2018 con 95 puntos, un joven de añada elaborado con esta variedad autóctona del Mediterráneo y que ya ha conseguido reconocimientos internacionales el pasado verano con una Plata en Bruselas, entre otros certámenes.

El rosado de la bodega, el Clos de Lôm Monastrell 2018 que ha obtenido 94 puntos, también es un vino joven como el resto de la colección, si bien tiene la particularidad de que se elabora con uvas de viñas viejas, algo innovador y poco habitual ya que lo “canónico” es dedicar esas uvas para los vinos de crianza.

En Clos de Lôm han apostado por un rosado que potencie las características de la variedad y la mejor manera es utilizar las uvas de las parcelas más antiguas de la propiedad.

Los otros dos vinos, el blanco Clos de Lôm Malvasía 2018 y el tinto Clos de Lôm Tempranillo 2018 lograron 93 puntos, una gran puntuación para vinos que son nuevos en el mercado.

Este resultado les hace codearse en la guía con grandes vinos del país, pero no muchos son de añada, apuntando maneras de lo que puede dar de sí la bodega y sus aventajados viñedos en un próximo futuro.