COLD & PURE, UNA APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD

No es frecuente que desde Comer en Valencia hagamos publicidad concreta de un producto determinado. Pero en este caso la presencia de COLD & PURE, está más que justificada. Ellos son una empresa con más de diez años en el sector que luchan por ponderar el agua de la red pública como una de las más recomendables para el consumo. Una apuesta por esta calidad, que junto a la lucha por la desaparición de residuos plásticos, el ahorro para la gran mayoría de nuestros restauradores y la filtración del agua de la red para hacer desaparecer los malos sabores mediante un sistema de microfiltración, que no eliminan las sales minerales, necesarias para la salud son las que han hecho merecedores de esta pequeña crónica a su empresa.
Cerca de 2,1 millones de toneladas de residuos pláticos se producen en España y aunque casi el 34% se recicla no deja de ser un dato escalofriante. El daño al medio ambiente es mortífero, sirviendo como ejemplo cercano los vertidos pláticos en el Meditarráneo que dañan, asfixian e incluso matan a los animales marinos, incluyendo especies amenazadas y protegidas, como las tortugas marinas y las focas monje, sin embargo, son los microplásticos, fragmentos más pequeños, los que han alcanzado niveles récord de concentración: 1,25 millones de fragmentos por kilómetro cuadrado, un nivel casi cuatro veces superior al de la «isla de plástico», en el Océano Pacífico.
Un litro de agua de botella cuesta cerca de 0,22 euros, mientras que la del grifo sale sobre 0,002 euros por litro. En 2004 se bebieron en todo el mundo unos 154.000 millones de litros de agua envasada, un 57% más que cinco años antes. Por países, los italianos son los que más agua embotellada bebieron, con 184 litros por persona, mientras que España fue el sexto país del mundo que más consumió esta modalidad, con 137 litros por año y persona. La verdad es que para que el agua de la red no sufra alteraciones debido al fallo en infraestructuras ( canalizaciones penosas, que promueven bacterias, oxidaciones, etc), hace falta un cuidado permanente desde los organismos y empresas competentes. En nustro pais, la gran mayoría de ellos tienen una calidad más que aceptable.
En España, salvo en zonas donde no se recomienda su consumo, no hay diferencias apreciables entre el agua del grifo y la embotellada. De hecho, algunas aguas embotelladas conllevan un tratamiento potabilizador para adaptarlas al nivel del agua del grifo, algo que se paga en el precio final del producto. Es el caso de las aguas potables preparadas, cuya denominación, obligatoria en el etiquetado, describe el proceso de potabilización, dado que el manantial de donde fueron captadas no reunía las condiciones de consumo humano. Un agua de este tipo es perfectamente consumible, pero debe dejar claro su origen y tratamiento.(FUENTE: diario.es)
Por ello apoyaremos a empresas que como COLD & PURE apuestan por un consumo responsable, sostenible y de calidad, promoviendo la desaparición de los efectos negativos para el planeta, que a día de hoy y seguramente durante muchos años más será nuestra casa si no acabamos con ella.
Esta empresa tiene soluciones y formatos para hostelería, empresas diversas, entidades públicas y particulares. Estos últimos pueden acceder a la calidad del agua con un simple gripo y un microfiltro que se adapta a cualquier bolsillo.
Está en el carrer Mecanics, 1 46120 Alboraya. Teléfono 660 00 11 21

No hay comentarios