Comer en Valencia, guia gastronómica valenciana
Image default

Restaurante Castillo (Godella)

Especialidad cocina tradicional con toques creativos

 Haz Click para reservar mesa 963 64 02 42

Carrer Major, 90, 46110 Godella, València. COMO LLEGAR

Tiene varios menús a escoger con varios entrantes plato principal y postre. Por la noche también tiene un menú especial

HORARIO

martes a sábados desde las 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:30. Domingo de 13:30 a 16:00. Lunes cerrado

El Restaurante Castillo es uno de esos establecimientos en que comer se convierte en un auténtico placer por las emociones y sensaciones que transmite su cocina. Una oferta mediterránea, basada en los sabores tradicionales, con influencias de la cocina asiática y salpicada con esos   toques creativos de su chef Eduardo Frechina, un cocinero que vive para los fogones, innovando, creando y sorprendiendo a propios y extraños.

Eduardo es un chef autodidacta  que hizo sus primeros pinitos entrometiéndose en el trabajo que sus padres llevaban a cabo en el negocio familiar. A los doce años hacía un ajoaceite excepcional, señal inequívoca de que dentro de ese cuerpecillo que tenía por entonces se escondía un grandísimo cocinero. Comenzó en serio con una cafetería y la venta de dulces y pasteles para dar un giro posteriormente hacia el Restaurante, de eso hace ya dos décadas. Su establecimiento es muy familiar, cercano  y es difícil salir de el sin llevarte una grata sensación y ese deseo que volver pronto a disfrutar de las excelencias con las que sorprende  cada día.

La carta es muy extensa y tiene un poco de todo. Un servidor tuvo de el placer de degustar algunos de sus platos en varias ocasiones, la presentación de The big 6 Challenge, el aniversario de los 20 años, de nuevo The Big Challenge Reoladed y degustar algunas exquisiteces  como: las aceitunas con spray de martini, el tataki de atún con encurtidos y berenjena a la llama, ravioli de habitas, tocineta y crema de morcilla, su famoso huevo poché con setas y mousse de patata trufada, crema de alchachofa con jenjibre y foie, bacalao a la crema de all i pebre, solomillo ahumado con parmentier con salsa hoisin, crema de naranja con helado de turrón y sopa de chocolate. En fin un repertorio que no dejaría indiferente a ningún mortal.
Y cuerda le queda para rato, ya está pensando en volver a cumplir otros veinte años, y claro un tipo empático con el entorno como es  Eduardo, que además es un tío solidario como pocos con innumerables causas a las que ha echado una mano y con esa ilusión de la que no pierde ni un ápice, estoy seguro que a esos veinte se seguirán alguno más.

Localización

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies