Santi Garrido, La Pepa pisa firme

Alboraya es una localidad perteneciente a la Horta Nord con poco más de 24.000 habitantes. El término municipal todavía conserva amplias zonas de huerta con cultivos intensivos divididos tradicionalmente en ocho partidas: Calvet, Desemparats, Mar, Massamardà, Masquefa, Miracle, Saboia y Vera. ​ Como rasgo físico significativo, hay que destacar la presencia del barranco del Carraixet. El cultivo de La Chufa es uno de sus más destacados, conociéndose “Alboraya como la Cuna de la Horchata”. La gastronomía también es peculiar y la conforman en su gran parte arroces como el de arròs amb fesols i naps el arroz al horno, el de paella de fetge de bou, típico en las localidades de la horta nord o sus famosos avellanets (caracoles picantes. Por lo referente a los dulces, destacan el fartón, las tortas cristinas o escudellaes.


Alboraya también tiene costa en su término municipal, con una población que se divide en fija (viven en ella durante todo el año) y ocasional debido a su gran cantidad de apartamentos turísticos.
Esta circunstancia es muy beneficiosa para los restauradores locales que tienen tanto en su huerta como en la costa una envidiable despensa de productos frescos durante todo el año.
Hoy hacemos una parada en el Restaurante de Santi Garrido “La Pepa” un establecimiento que en muy pocos años es ya una referencia gastronómica local gracias a una cocina basada en el entorno, los productos autóctonos, el ingenio para ofertar una cocina valenciana en donde no faltan ni las tapas, ni las influencias de otras culturas gastronómicas y por supuesto los buenos arroces.


Santi ¿Cómo has llegado hasta aquí? …”Ha sido un proceso lento pero constante. Estudie cocina en la escuela del Grao de Castellón, realicé mis prácticas en el Club de Gol que estaba muy cerquita. Por aquella época curse durante cinco años los estudios de chef ejecutivo, pero los derroteros profesionales me alejaron un poco de esta profesión. La volví a retomar después de pasar dos años en China, aprendiendo conceptos sobre la cocina que me calaron muy hondo. Decidí establecerme en Alboraya y como no sabía cómo respondería esta localidad comenzamos con tapas y bocadillos pero fuimos poco a poco incorporando conceptos de la cocina asiática como algunas salsas, los panes Bao y otras técnicas que me habían impresionado. A medida que el negócio lo ha permitido hemos ido introduciendo en la oferta otros productos como los buenos pescados, las carnes y por supuesto los arroces que es una cocina que siempre me ha entusiasmado. La verdad es que La Pepa en estos momentos pisa firme”…


¿Qué platos de tu carta reflejan este cosmopolismo culinario? …”Quizás el crujiente de rabo de toro, algunos postres con chufa que incorporan técnicas que aprendí y en esencia varios de los platos de mi carta”…

Muchas gracias Santi y te deseamos que este camino que has iniciado tenga una autopista por delante.

No hay comentarios