Taberna La Albereda, los guisos necesitan muchas horas a fuego muy lento

Taberna La Albereda, los guisos necesitan muchas horas a fuego muy lento

La Taberna Albereda  es uno de esos locales  en los que la buena mesa está garantizada. El interior es un verdadero santuario del buen gourmet, con una excelsa oferta de tapas, pescados frescos del día, carnes de calidad y una amplia lista de platos de cuchara. Por si esto fuera poco tiene más de 10 sugerencias diarias fuera de carta, dictadas por la compra del mercado, lo que garantiza la frescura de los productos. El local cumplirá el próximo mes de enero 20 años y tiene cuerda para otros 20 gracias a una hostelería funcional y diferente capaz de absorber un amplio perfil de público. Al timón de este local está  Aitor D. Inurrieta vasco de nacimiento y valenciano de corazón con un largo recorrido en el sector hostelero.

Taberna La Albereda, los guisos necesitan muchas horas a fuego muy lento

Otro de los atractivos que tiene es su amplia terraza en pleno paseo de la Albereda, con unas vistas que miran el cauce del rio y las Torres de Serranos. A su derecha se encuentra también el Parque de Viveros y a muy pocos minutos el centro de Valencia.

Entrevista a Aitor

¿Aitor cual es el secreto para un buen plato de cuchara?

-El secreto es el producto base y para aquellos guisos de legumbres,  o carnes de ciertas características,  muchas horas de cocción a fuego lento. La cocción lenta imprime carácter a los guisos y extrae de todos los ingredientes sus mejores cualidades.

¿Qué platos de cuchara podemos tomar en La Albereda?

-Suelen ir cambiando con la llegada de las distintas estaciones y dependiendo de los productos de los que disponemos.  En verano hacemos un pequeño paréntesis ya que el calor no es un buen aliado para los platos potentes, pero aun así tenemos alguno para nuestros clientes. Con la llegada del otoño ya vamos introduciéndolos poco a poco. Por ejemplo tenemos el puchero valenciano, la fabada asturiana, los callos, el marmitaco, Alubias de Tolosa, platos elaborados con el Judeón verde, lentejas, garbanzos entre una larga lista que ya vamos colocando en las sugerencias e incluso en nuestro menú diario.

Taberna la ALBEREDA, los guisos necesitan muchas horas a fuego lento

¿Platos que recomendarías sin pensártelo dos veces?

-Nuestras carnes son estupendas y por supuesto el puchero valenciano, el rabo o nuestra carrillada es espectacular, pero en general cualquier plato que tenemos en nuestra carta, ya que ha sido minuciosamente escogido. Los pescados también son fantásticos y la mayoría de ellos son preparados a baja temperatura lo que provoca que se tomen en todo su esplendor. Trabajamos muy bien la corvina, la merluza de pincho, el atún  o el Bacalao que son pescados que tienen una gran aceptación entre nuestra clientela.

¿Es necesario pedir a la carta para disfrutar de estos platos tan fantásticos?

Hombre, en la carta siempre están disponibles, salvando las distancias de que se puedan comprar  o no en el mercado, pero también puedes tomarlos en nuestro menú del día ya que no distinguimos calidades superiores o inferiores dependiendo si la comanda viene con menús o con otros platos de  carta.

¿Novedades para este otoño?

Algunas, aunque se encontrarán los clásicos platos que tanto nos piden, ya que es casi imposible quitarlos, trabajaremos con pequeñas tapas, un poco más grandes de las habituales que ya tenemos, para otros  platos que se trabajan con formato más grande,  de forma que permitirá a los comensales probar y disfrutar de más platos casi por el mismo precio.

Gracias Aitor y te deseamos un feliz 20 aniversario

-Gracias

Taberna la ALBEREDA, los guisos necesitan muchas horas a fuego lento

EL Restaurante trabaja con un menú diario a 16,90,  y en carta tiene platos de influencia valenciana y de otras partes del territorio español como  la ensaladilla de langostinos, patatas con hojaldre y salsa brava,  con tomate picante no con all i oli (estilo madrileño) o  roast beef de buey  entre un largo etcétera que colmara sobradamente cualquier exigencia. La Alberda es sin duda un restaurante para disfrutar y recomendar.