TERE CARRASCOSA DEL RESTAURANTE GAMBRINUS, PREMIO DE HOSTELERÍA 2019

El próximo martes día 18 se harán entrega en el Ateneo Mercantil de Valencia  de los premios anuales de la FEHV (Federación Empresarial de la Hostelería Valenciana). El evento que comenzará sobre las 18:30 horas premia a las personas y entidades destacadas durante el año en distintas categorías. Esta prevista la presencia de autoridades locales y de la Generalidad Valenciana.

La FEHV está integrada por La Asociación Empresarial Bares y Cafeterías de Valencia,  Asociación de Restaurantes de Valencia, Asociación de Pubs de Valencia, Asociación de Hospedaje de Valencia, Asociación de Discotecas de Valencia, Asociación de Salones de Banquetes y Catering de Valencia, Asociación Valenciana de Empresas de Restauración Organizada, Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Cullera y la Ribera Baja y la Asociación de Hostelería de Torrente, contando además con miles de asociados directos.

Los premiados 2019 serán:

– Diseño en hostelería: Restaurante La Ferrera.

– Periodismo y Hostelería: Paco Alonso.

– Emprendedor Hostelero: Pilar y Óscar Lázaro (La Más Bonita).

– Promoción de productos valencianos: Asociación Valenciana de Agricultores (AVA).

– Empresa familiar hostelera: Bar Casa Mundo.

– Innovación, calidad y apoyo al sector: Hosteltáctil.

– Programa gastronómico: Cuineres i Cuiners (À Punt).

– Recuperación de recetas tradicionales: Tere Carrascosa (Restaurante Gambrinus).

– Puesta en valor del sector:  Gastrónoma.

– Desarrollo Asociativo: Asociación Hostelera del Perelló.

-Responsabilidad Social Corporativa: Campañas locales de la plataforma salirenvalencia.com.

– Trayectoria profesional: Grupo Salamandra.

– Fidelidad y apoyo al sector:  Francesc Colomer.

– Premio especial al Valencia C.F en el año del centenario.

Uno de los premios más entrañables de esta edición es el reconocimiento a Tere Carrascosa, una mujer que ha dedicado toda una vida a la promoción y al desarrollo de una cocina autóctona con influencias de la cocina valenciana, castellana y manchega. La historia de este municipio que el último pueblo del Reino de Valencia dejó su impronta en una gastronomía muy peculiar basada en la matanza del cerdo, en los platos de cuchara y en las carnes asadas.  En su oferta encontramos platos como el morteruelo, la olla sieteaguense, el ajoarriero, el gazpacho de pasto, guisos con carne de orza, alubias con garbanzos o el jabalí estofado y sugerencias diarias con otros platos de tradición centenaria.

Tere ha conseguido a través de los años, dar visibilidad a una identidad gastronómica de importancia capital para los antiguos pobladores de estas tierras, llegados desde Castilla y León para sustituir a los moradores musulmanes expulsados, siendo hoy uno de los referentes culinarios de la comarca. Ostentan además numerosos premios de concursos gastronómicos en los cuales han defendido su gastronomía e incluso tienen un reconocimiento por su labor con la cocina de cuchara.

Gambrinus ha promovido la creación de la Asociación Gastronómica de Viva la Cuchara, una entidad sin ánimo de lucro para promocionar una dieta saludable a través de la buena alimentación de cuchara de la comarca y por extensión de toda la Comunidad Valenciana. En los próximos meses tendrá lugar un evento con más de 30 restauradores que darán a conocer públicamente las virtudes de esta forma de cocinar.

característica en esta tierra que guarda la identidad gastronómica de unos tiempos en los que la localidad era el último pueblo del Reino de Valencia y que tiene en su recetario influencias manchegas. Tere además ha ido reviviendo platos que cocinaba su abuela y su madre y que hoy están casi extintas en la cocina valenciana.  Un trabajo de recuperación, de visibilidad y de identidad que ha sido reconocido en los premios de este año.

No hay comentarios