Miguel y Juani, dos es un número perfecto

No me cansaré nunca de recomendar el Restaurante Miguel y Juani, un local con tradición y solera que tocó techó en su día con Miguel Rodriguez, destacando por una gastronomía valenciana en donde los arroces había que hacerlos más que bien ya que no tenían la visibilidad de hoy día, sobre todo en L’Alcúdia, donde el puchero quitaba gran protagonismo a nuestro plato rey y era preferido en el ámbito familiar todos los domingos. A pesar de ello Miguel, fundador del Restaurante, conoció medio mundo,  deleitando y sorprendiendo a propios y extraños con unos arroces excepcionales, provocando en más de un comensal la idea de venirse a vivir a nuestra tierra para no perder de vista este guiso excepcional.

Desde estas hazañas han pasado unas cuantas décadas y hoy el local es regentado por sus hijos Pedro y Paco. Otros tiempos nuevos en donde los arroces están a una gran altura en el panorama gastronómico mundial, donde existe una mayor educación al respecto de cómo ha de ser un buen arroz, en cuanto a textura, aroma, aspecto y sabor y la demanda es cada vez más exigente. No obstante el Restaurante Miguel y Juani llegó a tocar la luna de nuevo al alzarse con el primer premio del Concurso Internacional de Paella Valenciana. Ello dio paso a que el campeón abriera en el país asiático hasta tres restaurantes especializados en arroces y cocina valenciana. Un hito hasta ahora inédito en cualquier restaurador valenciano. Desde su apertura

Pero claro el Restaurante lleva su ritmo y esta odisea no está exenta de esfuerzo y de dedicación, con lo que la dosificación y el entendimiento entre el personal del restaurante es fundamental. En este sentido Pedro es la pieza clave para que todo esto sea una realidad. En su día, a pesar de que la cocina le atraía enormemente decidió dedicarse al salón, al trabajo duro de organización y control de pedidos y reservas. Hoy día junto con su hermano Paco llevan el timón de este entrañable e histórico restaurante. Días ajetreados de almuerzos, comidas, tertulias de café y cenas, además de las exigencias propias del Hostal que regentan, donde sus huéspedes  también requieren los servicios del restaurante.

Pedro y Paco son el Yin y el Yan, dos fuerzas contrapuestas que el destino ha decidido unir para lograr hazañas sorprendentes para un local  hostelero en un municipio que ronda los doce mil habitantes. Miguel y Juani tiene en ambos un gran tesoro, demostrando que dos son un número perfecto.

Si desean información del restaurante o reservar en el mismo puede hacer click en este link

https://comerenvalencia.es/miguel-juani-la-alcudia/

No hay comentarios